DICCIONARIO DE SEGURIDAD

CCTV

¿Qué significan las siglas CCTV?

Las siglas CCTV se refieren a su nombre en inglés Closed-Circuit Television o, traducido al español, Circuito Cerrado de Televisión.

¿Qué es un sistema CCTV y cuál es su función?

Se refiere al uso de cámaras de video para transmitir una señal desde un lugar específico a un limitado set de monitores. Se diferencia de la televisión por cable en que la señal no es abierta, por ende, un circuito cerrado. A pesar de que casi todas las cámaras de video encajan con esta definición, el término se aplica mayormente a aquellas que se usan como cámaras de vigilancia en áreas que puedan necesitar de controles de seguridad como bancos, tiendas, aeropuertos, etc.

Un circuito cerrado se puede utilizar comúnmente para muchos propósitos, incluyendo:

  • Mantener un perímetro vigilado y asegurado en lugares que requieren de mediana a alta seguridad e instalaciones.
  • En centros de salud y prisiones para vigilar el comportamiento de pacientes o presos.
  • Monitorización de tráfico.
  • Vigilancia de locaciones que podrían ser peligrosas para las personas, como por ejemplo, lugares de alta radioactividad o de manejo de químicos tóxicos.
  • Seguridad para locaciones de construcción.
  • Tener un registro visual para actividades en situaciones que es necesario un control de accesos (Ej: Museos, bancos, casinos, aeropuertos…)
  • En lugares con alto riesgo de intrusión, robos o atracos (Ej: Industrias, negocios, hoteles, comunidades de vecinos, hogares de lujo).

Por ejemplo, los sistemas para hoteles son imprescindibles porque si tomamos un hotel de lujo situado en una zona céntrica de una ciudad, este es considerado un punto crítico por la cantidad de flujo de huéspedes, personal y normalmente tener variados puntos de acceso al recinto. Por lo tanto, tener cámaras para hoteles conectadas a un sistema de CCTV nos permite mantener la seguridad y tranquilidad de tanto los clientes como los dueños.

¿Cómo funciona un sistema CCTV?

Un sistema de CCTV depende de un posicionamiento estratégico de las cámaras de seguridad y observación del input de las mismas en monitores. Como las cámaras se comunican con los monitores a través de señales privadas o comunicación inalámbrica, ganan la designación de “circuito-cerrado” para indicar que su contenido esta limitado por diseño a personas designadas.

Las cámaras de seguridad se pueden utilizar de manera continua o sólo cuando sean requeridas para un evento en particular. Una forma más avanzada de CCTV, utilizando grabadoras digitales de video (DVRs) proveen de material grabado por posiblemente muchos años, con una variedad de calidad, opciones y extras como detección de movimiento y alertas vía correo electrónico.

Las imágenes de las cámaras se envían al monitor CCTV y son grabadas. Según el tipo de lente que tenga la cámara, habrá un rango de visión u otro. La cámara de vigilancia toma la señal del área que está siento monitorizada y la envía (via cable o por red inalámbrica) la señal al monitor. Los monitores pueden ser observados por personal cualificado a tiempo real o ser vistos de forma posterior dependiendo del servicio del que dispongas.

Cuando se utiliza un sistema de detección de movimiento (Vídeo Análisis), los dispositivos solamente graban cuando las cámaras detecten movimiento, ahorrando espacio durante los momentos de inactividad. Estos eventos se pueden notificar de manera mensajes de textos, llamadas telefónicas o mediante correo electrónico.

¿Cómo se compone un sistema de CCTV?

Los sistemas de CCTV están disponibles como sistemas analógicos, digitales, con cableado o inalámbricos, pero sus componentes básicos se mantienen: cámara CCTV, lente CCTV y un monitor CCTV.

Los sistemas de video vigilancia más antiguos usaban monitores en blanco y negro de baja resolución sin capacidades interactivas. La versión más moderna de estos visuales puede ser a color, resolución en HD, tener conexión inalámbrica a internet y pueden incluir la habilidad de agrandar una imagen o, como en el caso de Vídeo Análisis, son capaces de hacer seguimiento de cosas o personas en movimiento.

Los CCTV actualmente son personalizables según la necesidad que tengan que suplir. Pueden adaptarse a la naturaleza (a prueba de lluvia extrema, con visión nocturna…) y mezclarse con ella para ser más difíciles de percibir. Un sistema ideal de video vigilancia debería entregar imágenes de calidad tanto de día como de noche, además de utilizarse de manera fácil.

¿Qué hace un operador de CCTV?

El operador de un sistema de CCTV revisa los monitores para causas de alarmas y en caso de que exista una, este debe iniciar los métodos de disuasión existentes y proceder a llamar a las fuerzas de seguridad y al cliente.

En ONSECUR auditamos y trabajamos con Centrales Receptoras de Alarmas que tienen operadores 24/7 destinados a la vigilancia de las cámaras conectadas mediante Vídeo Análisis. Estos siguen los protocolos de intervención establecidos por ONSECUR de disuasión en directo por voz, activación de cuña de audio y llamado a cuerpos policiales.

¿Qué tipo de sistema CCTV ofrece ONSECUR?

ONSECUR pone énfasis en ofrecer un sistema de calidad, confiable y a prueba de sabotajes y hackeos. Ofrecemos un sistema de CCTV dotado de Inteligencia Artificial (Vídeo Análisis) que utiliza cámaras que no solo graban, si no que también detectan objetos / sujetos en movimiento. Esto los permite ser capaces de distinguir entre falsas alarmas y alarmas potenciales de manera automática. Ver vídeos aquí. Así, cuando el operador recibe un salto de alarma ve en pantalla el motivo y comienza el proceso de disuasión y expulsión. En ONSECUR nuestros báculos de Vídeo Análisis (IMAGEN) se componen de cámaras con software inteligente de alta resolución, sirenas exponenciales, pilotos estroboscópicos y altavoces exteriores para intervenciones en directo.

Si la resolución de la cámara no es correcta es muy posible que no puedas utilizarla a modo de pruebas. Si el sistema no está bien conectado, o las cámaras de vigilancia están puestas en lugares no estratégicos, podrían no cubrir el área correctamente dejando puntos ciegos que son perfectos para los intrusos. Es por esto que el asesoramiento profesional en cuestiones de seguridad debiese ser la preocupación número uno al momento de cotizar un sistema de seguridad.